¿Podemos soñar con hacer otro cine?

Bea filming

Esta pandemia nos ha llevado a una situación sin precedentes, un mundo distinto y unas vidas encerradas, en casa, con una ventana al mundo por medio de internet o mejor dicho gracias a ella. Móviles, tablets, TV y nuestros balcones nos han unidos en una nueva realidad. Las video llamadas con los familiares, con los amigos nos ha tocado esa fibra sensible de saber que somos sociedad y no nacemos para estar aislados .

Miradas distintas

Warner Bros junto con Caballo Films y para HBO han decidido rodar una serie denominada “en casa” con cinco directores que filman en sus domicilios cinco episodios sobre el confinamiento. Y lo más curioso es que se ha grabado con los móviles que los actores/actrices tenían. Mejor o peor no se sabe marcas de esos móviles.

¿Es entonces posible hacer o proponer otras formas de rodar? ¿Adecuar esas formas a los formatos para los que se han pensado? Este debate me parece a la par muy interesante. Esto haría que la creatividad se multiplicará por mil y que la democratización de los que pueden llegar a presentar nuevas ideas no sean siempre los mismos.

El círculo

Esta serie de HBO no fue la primera, RTVE también lanzó “Diarios de la cuarentena” al igual que Antena 3 también se ha sumado al carro.

Cada vez hay más plataformas, la forma de consumir audiovisual se ha visto triplicada en estos días de confinamiento. Y una que es consumidora habitual de todo tipo de series, películas, animación, y documentales, lo cierto es que se necesitan historias frescas y distintas. Apostar por nuevos formatos, por nuevas formas de contarlas, y por arriesgar. Qué no todo el audiovisual español sea comedia y lo que funcione sea simplemente eso, la risa fácil o el drama social. Porque en limitaciones extremas nos da la imaginación para pensar otras historias, otras narrativas distintas.

Es curioso, cuando a Leticia Dolera se le presentó el proyecto de “En casa” su primera respuesta fue NO. ¿Cómo iba hacer un capítulo de una serie sin un equipo de rodaje in situ, sin una cámara ARRI o RED ONE o cualquier otra, sino con un móvil? Cuando venció esos miedos iniciales, pensó en una historia, y se centró en ello. Porque si la historia nos cuenta algo ya tiene muchos puntos ganados. Siempre se dice que un mal guion, aunque se ruede con los mejores equipos, los mejores efectos de todos los tipos siempre será un mal guion o película mala. Un guion impecable se puede rodar con el peor de los equipos, pero siempre será un buen guion.

Esperemos que, con esta democratización en las nuevas formas de hacer cine, el abanico se expanda de una manera progresiva a nuevos directores/as, guionistas y creadores dentro del universo audiovisual español y que primen la calidad de las historias y los guiones.

¿Será rodar con móviles una moda o un nuevo futuro de cine? Incluso Steven Soderbergh ya rodó “High Flying Bird” que se estrenó en Netflix. Esperemos que este paso no solo lo puedan ejercer los directores consagrados como Steven en sus ansías por explorar nuevos formatos. Película que por cierto está en IMDB.

Materializa ideas en vídeos

Vídeo como expresión y como venta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *