Cómo sobrevivir a tu primer encargo de fotografía

Cuando recibes tu primer encargo de fotografía el primer instante es sentir miedo a enfrentarse a una sesión, a tu primera boda. Miles de preguntas te asomarán por tu mente. Y como siempre se ha explicado la fotografía es práctica. Mientras más se práctica más se controla los parámetros de la luz, y los condicionantes físicos y no tan físicos.

En este artículo os doy algunos de los consejos que en su día no me dieron a mí.

1. Conoce tu equipo a la perfección

Antes de ir a realizar tu primer encargo, debes conocer tu equipo a la perfección. A qué ISO te va a dar ruido, que objetivos tienes y a qué apertura puedas disparar sin tener enfocado el objeto principal o los objetos. A qué velocidad, diafragma, si con flash o sin flash, la temperatura de color cómo se toma.

Es decir, conoce a la perfección tu equipo y para ello haz muchas fotos, prueba, haz fotografías a tu familia, a ti mismo/a, mascota, objetos, etc. Esto te hará sentirte seguro/a.

La persona que te contrata tiene que notar que dominas la situación y que todo lo tienes bajo control.

2. Composición

Tienes que saber de composición, saber dónde poner al modelo. Tienes que tener claro que vas a hacer o si por ejemplo es una boda saber dónde colocarte porque el acting siempre es el mismo.

Un consejo es ir de segundo fotógrafo en bodas, es cierto que se cobra menos dinero, pero aprenderás a saber cómo se lleva, qué es lo más importante a fotografiar, dónde se coloca el fotógrafo.

A mí curiosamente me pasó en una boda, que el sacerdote que estaba casando a la pareja paró para decirme que en el altar y por detrás de varios lugares no podía estar. Me puse totalmente colorada y los novios se dieron cuenta de mi poca experiencia. A partir de entonces y aunque bodas hago muy pocas, es cierto, que intento hablar con el cura para conocer cuáles son mis límites.

3. Experimenta en fotografía

Haz varias fotografías, de distintas posiciones, tanto del modelo como de experimentar con la cámara. No hagas la fotografía que tengas pensada en tu cabeza, sino que juega con todos los elementos que puedas. Sé creativo y disfruta con el momento.

Busca lugares, fondos distintos, elementos con los que puedas incluir, luces, colores, etc. Sé creativo.

4. Luz

Trabaja todo lo que puedas con luz natural, es la mejor fuente de iluminación y usa rebotadores económicos. Usa los momentos con buena luz, por la mañana o por la tarde. Y si vas a hacer fotografía a las 12 de la mañana busca difusores para suavizar la luz.

Busca la luz que a ti te emocione, y no dudes en probar y practicar.

5. Conoce a los clientes

Si vas a hacer una sesión de fotografía en el exterior o en el estudio, que los clientes te envíen sus fotografías de referencia, que buscan y que están esperando con dicha sesión. Qué tipo de fotografía están buscando.

Mientras más conozcas a los clientes mejor será la sesión. Qué te envíen referencia visual de lo que están buscando.

6. Luz Artificial

Empieza en el siguiente nivel con luz artificial. Usa el flash de mano y aprende a manejarla. Una correcta utilización de la luz artificial es indispensable para una sesión de fotografías. Incluso en exteriores no solo en estudio.

A mayor práctica mayor confianza. Aunque este tipo de trabajos siempre tiene un punto de incertidumbre con la que tendrás que aprender a manejar.

¿Quieres una formación básica?

¡No lo dudes!

Bea vaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *