Por qué estamos hasta las narices de que nos pidan fotografías gratis

Todo fotógrafo se encuentra a lo largo de su vida profesional o amateur con la tesitura de que le soliciten fotografías gratis, sean amigos, conocidos o cualquiera que le guste tu trabajo en cualquier red social. ¿Por qué? 

Si además este término “fotografías gratis”  lo buscas en el maravilloso Google Trends en la subregión con mayor búsqueda es en Andalucía. ¿No tenemos asociado algunos conceptos a que deben de ser “free” por qué sí? ¿Por qué nos lo merecemos? Pues a mí esto me jode, me jode como fotógrafa, como profesional y como persona. A mí no se me ocurriría pedir a un ilustrador que me haga un dibujo para que incremente su portfolio. 

¿Qué hacer cuando te piden fotografías gratis? 

En el mundo de la fotografía se da mucho el empezar realizando fotografías gratis, a pesar de que desde las escuelas se debería de salir con un portfolio potente y definido en identidad y en estilo que a día de hoy no se hace.  Por regla general una escuela tiene un alto coste, hablando de miles de euros, más un equipo semiprofesional ronda los mil euros y la pregunta es fácil ¿cuándo se empieza a amortizar? Pues ahí está el gran problema añadiendo incluso que es muy común tener la fotografía como un extra, con un segundo trabajo o como un hobby. 

Pues cuando te piden fotografías gratis dependerá muy mucho de la situación de cada fotógrafo. Muchos pensamos que es tan legítimo como cualquier otra práctica, y otros que denosta la profesión en sí. 

Os cuento mi propia anécdota 

En mi memoria lo único que tengo es que cuando una banda de música me pidió fotografías gratuitas y accedí encantada al fin y al cabo yo quería portfolio, que me conocieran y realizar trabajos propios, después por cuestiones varias no se hicieron pero no porque yo no quisiera o pudiera sino  por ellos, me di cuenta que cuando esa banda consiguió un pequeñísimo nombre y una trayectoria no me pidieron a mí el presupuesto para hacerle las fotografías de promoción. ¿Curioso verdad?

Pues ahí no queda la cosa, a pesar de saber quién era el fotógrafo que las hacía (y gratis ese no trabaja, eso está claro) me enviaban una y otra vez promoción para que les apoyase a darles a conocer en redes sociales. Es, entonces, cuando te toca la fibra sensible. Te sientes gili del todo y admites que NO, no vas a hacer fotos gratis. 

¿Cómo ser profesional si siempre haces fotografías gratis? 

Si eres el fotógrafo o fotógrafa que siempre hace fotografías gratis ten por seguro que no vas a salir de ahí, que no vas a ser capaz de dar la vuelta y de poner precio a tu trabajo. Primero por el verdadero síndrome del impostor que piensa que cobrar una sesión de fotografía en estudio por 250€ medio jornada es una pasada y no lo vales y porque estás deseando de que te paguen que eres capaz de admitir cualquier importe. 

De manera personal y en mis propios objetivos, yo sí he trabajado gratis, pero siempre con dos premisas muy claras, una es para promoción, es decir, es un valor que asumes como medio de publicidad, un valor calculado y metido en presupuesto y otro para tomar esas fotografías que de otra manera no puedes acceder. Por ejemplo, fotografía de moda. La capacidad técnica y artística es alta, llegar a destacar muy complicado, tener modelos que de verdad te den la talla para tu trabajo y por supuesto tener estudio fotográfico para eso. 

Para ganar experiencia y reputación, participa en proyectos interesantes que te hagan hacer un portfolio que capte la atención de clientes potenciales. No caigas en el círculo vicioso del que difícilmente podrás salir. 

Cada día recibo en Instagram personas o modelos que quieren que le saque fotografías gratis y lo cierto es que cuando le digo que si le hago presupuesto que no hago fotos gratuitas no vuelvo a saber nada de ellos. Merecidísimo UNFOLLOW, todavia no he llegado a haters pero caerán estoy convencida.  

“Trabaja gratis solo si el proyecto es realmente impresionante, pero hazlo como máximo una vez por año, sin dejar que se convierta en un hábito”

Vincent Laforet 

Conclusión

Si quieres romper esto y quieres un trabajo de calidad por una fotógrafa que ha pasado horas formándose (y aún lo hace) que tiene un estilo definido, que siempre busca la excelencia. Entonces no lo dudes

Ñ

PIDE INFORMACIÓN SOBRE TARIFAS, TE SORPRENDERÁ EL RESULTADO

Claves del retrato fotográfico con luz natural

Cómo lograr el mejor retrato fotográfico

Es muy normal que a la hora de realizar retratos fotográficos te imagines que en estudio es mucho mejor. Tener un gran equipo de luces e iluminación es una de las grandes ventajas. Por el contrario conocer qué la mayor fuente de iluminación puede ser nuestro aliado a la hora de hacer fotografías es básico. Controlar y hacer buenos retratos con la luz del sol no es tan fácil como parece. Para ello el conocimiento de la luz y la iluminación, su cantidad, su trayectoria, su dureza son puntos claves para realizar estos preciados retratos.

Saber aprovechar la luz natural es más que suficiente para hacer mejores retratos fotográficos.

Conocer la luz

La luz natural nos ofrece una amplia gama de oportunidades para retratar a nuestros modelos. Si además estos son inexpertos, se sentirán mucho más cómodos que en un estudio lleno de flashes, paraguas, octabox, etc. por todos los lados. La interacción con el sujeto retratado es más cercana, más de igual a igual.

  1. Busca una localización

La luz no incide igual a cualquier hora del día pero tampoco en todos los lugares. Si quieres hacer uso de una calle muy estrecha, lo más seguro es que la luz no llegue o pueda llegar de manera rebotada. Para eso es necesario que conozcas la localización con anterioridad y que hagas un estudio de la luz, su intensidad y la hora del día a la que deberías o quieras estar allí con tu retratado.

Ten en cuenta, que dependerá del estilo y de la sesión fotográfica que vas a plantear con anterioridad.

2. Haz un estudio previo de la luz

Como he comentado en el punto uno, haz un estudio de la luz. De las horas del día que está la luz que quieres buscar. Eso dependerá de la dirección de la luz natural, de la cantidad, de los rebotes que se tenga y de la hora del día. Una excelente app para hacer toda esta planificación es Photopills.

3. Estudia al modelo

Con esto es necesario que sepas cómo es el modelo y que busca, si es su primera vez, quiere fotografías bonitas y que le sorprendas, mejor que mejor. Podrás llevarlo a tu terreno y estará encantado con la sesión.

También puedes enviar un moodboard o briefing de lo que se busca, de otras sesiones para poses de retrato fotográfico, y de estilo que se está buscando.

4. Temperatura de color

Debes tener en cuenta que la temperatura de color irá cambiando a lo largo de la sesión, igual que la posición del sol. Para ello, ponerlo en automático y ajustar en postproducción en una de las mejores opciones.

5. Dirección de la luz

La dirección de la luz se refiere a la trayectoria que sigue ésta y puede ser frontal, lateral, trasera, cenital o nadir.

Su incidencia es crucial ya que permite reforzar o suavizar las formas y el volumen de los objetos fotografiados. Para ello también puedes hacer uso de reflectores para rellenar los lugares menos luminosos o para cortar luz donde el exceso sea demasiado.

6. Improvisa

Para mí una vez que me preparo para una sesión tengo en la cabeza cómo es el modelo, el lugar, qué tipo de luz existe y la dirección. Con todo esto y con muchísimas fotografías de retrato realizadas no dejo de improvisar. De arriesgarme y de introducir elementos que desenfoquen, de buscar lugares de luces y sombras duras, de jugar con las sombras y de arriesgarme a la hora de pedir al modelo poses.

Otra de las búsquedas es buscar reflejos, posiciones y hacer uso de paredes con textura para darle un punto a nuestro retrato.

Qué debe tener un retrato fotográfico

Un buen retrato fotográfico debe tener un punto claro que los ojos estén enfocados, y que digan algo de ti. Muchas veces buscamos que el retratado se vea aceptado, por un retrato fotográfico dice más del fotógrafo que del fotografiado.

La verdadera fotografía de retrato no se centra solo en el sujeto, sino en crear una historia. Es la historia la que nos emociona como espectador, la que se impregna en nuestro cerebro. El sujeto es un elemento, entre muchos otros más.

Si quieres aprender sobre fotografía con luz natural

DESCARGA EL EBOOK GRATUITO

SI QUIERES UNA SESIÓN EDITORIAL

5 + 1 Errores a evitar a la hora de hacer fotografía de retrato

¿Cuáles son los errores a la hora de hacer fotografía de retrato? 

Cuando vamos a hacer fotografía de retrato tenemos que tener en cuenta varias cosas para que sea un retrato potente. Con potente me refiero a que transmita la emoción y sensación que queramos dar. Y esto que parece fácil, se debe hacer conjuntado varios elementos. Iluminación, pose, encuadre, composición, … 

Hacer retratos fotográficos no es una tarea fácil.  Y menos es hacer solo fotografías al rostro de nuestro modelo. 

5 errores frecuentes a la hora de realizar fotografía de retrato 

1  No enfocar a los ojos 

Si en nuestro retrato están los ojos de la persona, ya que hemos dicho que un retrato no tiene por que ser solo el rostro,  es esencial que los ojos estén bien enfocados, son el alma de nuestra composición.  Es lo primero que nos fijamos al mirar a una persona. 

En este aspecto tenemos que tener en cuenta que si usamos aperturas muy grandes en nuestra focal vamos a desenfocar todo lo que no esté dentro de la profundidad de campo. En algunos objetivos y a aperturas muy grandes f1.2 o f.14 hay que tener claro la distancia del sujeto y la hiperfocal. 

¡Los ojos deben estar nítidos! 

2  Fondo 

El fondo de nuestro retrato hay que cuidarlo. Ignorar el fondo es un error grande. Con esto no quiero decir que el fondo deba ser desenfocado siempre. Ya que a veces tener un fondo enfocado y que aporte valor narrativo al sujeto será un pus dentro de la composición de la propia fotografía. 

Es decir, si el entorno es un elemento más o no de la composición de la fotografía. Pensar en esto a la hora de disparar. ¿Qué el fondo nos distrae y queremos separar al sujeto? usamos focales abiertas y separamos al sujeto lo más posible del mismo. 

3 Espacios negativos 

En fotografía se conoce el espacio negativo como el espacio abierto de una determinada composición. Es decir, es el espacio que queda entre los elementos de una composición. 

Este espacio nos invita a pensar y reflexionar, a no dejar indiferente al espectador. 

Por lo que en una fotografía de retrato dejar aire en la mirada y hacer que coincida con el espacio negativo es básico. A esto también se le llama que la mirada pueda respirar. 

4  No controlar la iluminación 

La iluminación es la base de una fotografía. Controlarla es la base de las tomas. Dependiendo de la iluminación mostraremos una sensación o emoción totalmente distinta. Con la alteración de la luz podemos cambiar el mensaje. 

La fotografía de retrato en exteriores puede estar acompañada por dos fuentes de alimentación, la natural, el sol es la mayor fuente de luz, su forma de trabajar con ella será distinta y poco controlable dependiendo de las horas del día. No es lo mismo hacer una fotografía a las 12 de la mañana un día de verano que de invierno, que un día lluvioso. Conocer cómo cae e incide es primordial para el retrato. Otra fuente de iluminación es la luz de flash que nosotros podemos hacer uso de ella como luz principal o incluso como relleno. 

5 Composición 

La composición no solo es los parámetros que vamos a indicar en nuestra cámara para tomar la fotografía. Es la escena que vamos a elegir y los elementos que van a integrar dentro de ella. La forma de distribuirlos y cómo vamos a realzarlos. Para que  la lectura de nuestra toma para que los ojos del espectador vayan al punto que nosotros queramos. 

Por lo que saber de composición fotográfica es la mejor manera de sacar provecho a nuestras fotografías de retratos. 

+1 Conversar 

Como error extra y que os pongo en esta serie es a la hora de no entablar una relación con el retratado, modelo que vamos a fotografiar.  Si es una persona que no tiene costumbre le costará trabajo estar fresco y suelto delante del objetivo. Como fotógrafos animó a hacerse autorretratos para que conozcan los entresijos que estar delante de una cámara nos da. 

Un retrato es la actitud de la persona que nos posa. La dirección de la modelo depende de nosotros. Y crear una conversación con ella/ o él nos creará un vínculo de empatía, de conocimiento, y de base para la generación de confianza oportuna. 

¿Quieres hacer mejores retratos?

Formación personalizada

Si quieres apoyar mi contenido

De forma altruista

Anatomía operativa de la fotografía documental

¿Qué es la fotografía documental?


La fotografía documental o fotoperiodística es aquella en que los elementos de la misma no han sido alterados o lo menos posible. Es la manera más honrada y humilde de contar una historia y sin que el fotógrafo interfiera. O lo menos posible.

Pero la realidad en la fotografía documental y su autor es que una parte subjetiva siempre va a ser puesta desde los ojos del fotógrafo. Manu Bravo, fotoperiodista español, en alguna conferencia le he escuchado decir “si con tu cámara apuntas a un lado o a otro ya estás tomando parte”. La fotografía documental es al final una parte de la realidad.

La fotografía documental como parte del lenguaje visual

La necesidad del ser humano de contar historias es la premisa básica dentro del lenguaje visual y de la necesidad de hacer usos de herramientas como texto, audio, audiovisual o gráfica con la fotografía. Con el objeto de narrar una historia.

Durante años los fotógrafos documentales no son solo los que reflejan los conflictos dentro de una zona de guerra. Por qué conflictos existen en muchos lugares, conflictos cuando lo que se demanda es visibilizar injusticias como problemas sociales, los barrios marginales, las condiciones de colectivos más vulnerables, los daños colaterales de la guerra, la pobreza, etc.

Pero documentar también es lo que hizo Vivian Maier en su obra. Su forma de mirar, sus perspectivas, los ojos de una persona niñera en un Chicago. Murió siendo una ex niñera y sin repercusión, porque ni siquiera pudo revelar los miles de negativos que acumuló en su vida. Pero su obra años más tarde y ya de forma póstuma nos dejaría constancia para la posteridad cómo se vivió en un lugar en una determinada época.

¿Cuáles son las características de la fotografía documental?

Como hemos descrito la fotografía documental pretende llamar la atención, dar visibilidad a acontecimientos con la idea de concienciar a la sociedad. Y aunque esta idea es muy romántica y de principio de los tiempos. Un grano de arena sumado a muchos hace una duna.

1. Son fotografías que demuestran un acontecimiento importante

Por su aspecto social este tipo nos muestra manifestaciones, celebraciones, momentos de guerra o momentos que se quedarán para la posteridad.

2. Las fotografías tienen un significado objetivo

No pueden ser manipuladas porque perdería la calidad de la información y en definitiva su esencia.

3. Las fotografías tienen un significado

Las personas son capturadas en un momento determinado de su vida.

4. Fotografía documental como serie fotográfica

Aunque una sola imagen puede contar mucho y puede ser en su realidad con la idea de contar una historia, las series pueden describir, detallar más sobre la historia en sí misma.

Las diferencias entre fotografía documental y fotoperiodismo

Una de las grandes diferencias en el destino que se le suele dar a una y otra. Los reportajes de largo recorrido cuentan una historia en profundidad, buscando sus entrañas mientras que el fotoperiodismo suele asociarse a las breaking news y a la actualidad en un momento puntual y concreto.

Cuando se habla de fotografía documental, pensamos en Dorothea Lange y su serie denominada “Madre Migrante”, aunque nos coloca en un lugar concreto y con una problemática concreta.

El fotoperiodismo es un género dentro del periodismo. Es retratar una noticia concreta con imágenes. Mientras que la documental va más allá. Su profundidad es mayor.

Y en común tienen que ambas tienen el mismo eje conceptual y es la de retratar una realidad.

Conclusión

Como dice Anna Surinyach que podéis escuchar en mi podcast “Mujeres Fotógrafas” el episodio número 1 “una imagen debe generar mil preguntas”.

Como curiosidad fue en la guerra civil española cuando se empieza a documentar de forma gráfica con Robert Capa. Robert Capa era la suma de dos fotógrafos Gerda Taro y Endre Ernö Friedmann. Gerda Taro murió en el 1937 en El Escorial.

5 consejos fotográficos para el #quedateencasa

Estamos en una época extraña, rara en el que el confinamiento nos ha dejado en casa más tiempo del esperado. Y aunque esta pandemia es mundial, a nosotros los españoles y más los andaluces y sevillanos nos cuesta.

Una Semana Santa cómo esta no la hemos visto nunca. Dónde el incienso sale de los balcones, donde las bandas de música se reproducen desde los altavoces de nuestra casa, donde las calles otros años llenan de gentío, de Nazarenos, de costumbres y tradiciones están prácticamente asoladas.

Los fotógrafos de imágenes, cristo, del día a día de esta semana grande sevillana, están en casa con sus cámaras enfundadas. Quizás no sea ni lo mismo ni igual, pero estos consejos por lo menos te mantendrán activo.

1. Autorretratos

Fotografiarse a uno mismo siempre es el ejercicio más adecuado. Porque tienes la cámara y a ti como modelo. Prueba luces distintas, poses, colores, fondos, rincones y descubre tu casa como no lo habías hecho antes.

2. Productos

La fotografía de producto parece fácil pero no lo es. Haz bodegones, inspírate en cuadros y prueba con la compra que hayas hecho para el confinamiento. ¿Has comprado un vino, o una cerveza? Hacer fotografía a botellas es una idea perfecta para echar una mañana completa. ¡No es tan fácil como parece!

3. Food photography

Los platos de comida y postres son los bodegones con más salida en la era de las nuevas tecnologías y de Instagram. Busca una iluminación, una composición y juega a divertirte y a crear espacios apetecibles al paladar.

4. Niños / Mascotas

Hacer fotografías a nuestros hijos o nuestras mascotas es divertido, y ahora hay tiempo para planificar, trabajar y para hacer de esto un juego para todos.

Pero sí quieres disfrutar más y avanzar, haz que ellos sean los fotógrafos/as y vosotros los modelos. ¡Verás que divertido!

5. Ver

Ahora es el momento de detenerse, de disfrutar de lo que no te da tiempo en otros momentos, de ver fotografía, de disfrutar de las películas que te gustan y fijarte en su fotografía, en dónde están sus luces, sus sombras, desde dónde están iluminados los personajes.

Es el momento perfecto además para dedicar esas horas a perfeccionar esos programas de edición de vídeo o de fotografía que te interesen. Es una época para aprender, disfrutar de los momentos, para parar nuestra vida, replantearnos nuestros objetivos y para disfrutar con los nuestros.

¿Quieres una formación básica?

¡No lo dudes!

Bea vaz

Cómo sobrevivir a tu primer encargo de fotografía

Cuando recibes tu primer encargo de fotografía el primer instante es sentir miedo a enfrentarse a una sesión, a tu primera boda. Miles de preguntas te asomarán por tu mente. Y como siempre se ha explicado la fotografía es práctica. Mientras más se práctica más se controla los parámetros de la luz, y los condicionantes físicos y no tan físicos.

En este artículo os doy algunos de los consejos que en su día no me dieron a mí.

1. Conoce tu equipo a la perfección

Antes de ir a realizar tu primer encargo, debes conocer tu equipo a la perfección. A qué ISO te va a dar ruido, que objetivos tienes y a qué apertura puedas disparar sin tener enfocado el objeto principal o los objetos. A qué velocidad, diafragma, si con flash o sin flash, la temperatura de color cómo se toma.

Es decir, conoce a la perfección tu equipo y para ello haz muchas fotos, prueba, haz fotografías a tu familia, a ti mismo/a, mascota, objetos, etc. Esto te hará sentirte seguro/a.

La persona que te contrata tiene que notar que dominas la situación y que todo lo tienes bajo control.

2. Composición

Tienes que saber de composición, saber dónde poner al modelo. Tienes que tener claro que vas a hacer o si por ejemplo es una boda saber dónde colocarte porque el acting siempre es el mismo.

Un consejo es ir de segundo fotógrafo en bodas, es cierto que se cobra menos dinero, pero aprenderás a saber cómo se lleva, qué es lo más importante a fotografiar, dónde se coloca el fotógrafo.

A mí curiosamente me pasó en una boda, que el sacerdote que estaba casando a la pareja paró para decirme que en el altar y por detrás de varios lugares no podía estar. Me puse totalmente colorada y los novios se dieron cuenta de mi poca experiencia. A partir de entonces y aunque bodas hago muy pocas, es cierto, que intento hablar con el cura para conocer cuáles son mis límites.

3. Experimenta en fotografía

Haz varias fotografías, de distintas posiciones, tanto del modelo como de experimentar con la cámara. No hagas la fotografía que tengas pensada en tu cabeza, sino que juega con todos los elementos que puedas. Sé creativo y disfruta con el momento.

Busca lugares, fondos distintos, elementos con los que puedas incluir, luces, colores, etc. Sé creativo.

4. Luz

Trabaja todo lo que puedas con luz natural, es la mejor fuente de iluminación y usa rebotadores económicos. Usa los momentos con buena luz, por la mañana o por la tarde. Y si vas a hacer fotografía a las 12 de la mañana busca difusores para suavizar la luz.

Busca la luz que a ti te emocione, y no dudes en probar y practicar.

5. Conoce a los clientes

Si vas a hacer una sesión de fotografía en el exterior o en el estudio, que los clientes te envíen sus fotografías de referencia, que buscan y que están esperando con dicha sesión. Qué tipo de fotografía están buscando.

Mientras más conozcas a los clientes mejor será la sesión. Qué te envíen referencia visual de lo que están buscando.

6. Luz Artificial

Empieza en el siguiente nivel con luz artificial. Usa el flash de mano y aprende a manejarla. Una correcta utilización de la luz artificial es indispensable para una sesión de fotografías. Incluso en exteriores no solo en estudio.

A mayor práctica mayor confianza. Aunque este tipo de trabajos siempre tiene un punto de incertidumbre con la que tendrás que aprender a manejar.

¿Quieres una formación básica?

¡No lo dudes!

Bea vaz